Personajes Ilustres

ANDRÉS LARRAGA MONTANER (1861-1931). PINTOR.

"Puerto" de Andrés Larraga

“Puerto” de Andrés Larraga

Andrés Larraga Montaner nace en Valtierra, el 4 de febrero de 1861, en la calle San José 2, donde residía la familia y donde también nacieron sus hermanos. Al día siguiente fue bautizado en la Parroquia Santa María, como hijo legítimo de Don Norberto Larraga y Doña Eufemia Montaner, ambos naturales y vecinos de la localidad.

Larraga nació en una Navarra donde la mayor parte de la población era campesina, no existiendo gran interés por las artes en general.

Por tal motivo, Andrés Larraga se desplazó a Barcelona, donde inició los estudios artísticos como discípulo de Josep Armet, destacado paisajista barcelonés.

En 1886, Andrés Larraga llega a París, donde conoce el impresionismo. No se sabe exactamente el tiempo que estuvo Larraga en París, aunque si alternó sus viajes con retornos a Barcelona, donde en diciembre de 1887 participaba en su primera exposición colectiva organizada por la Sala Parés.

"Marina" de Andrés Larraga

“Marina” de Andrés Larraga

En 1900 viaja por el norte de Navarra y por Guipuzcoa; sus lienzos evocan paisajes de costa y de interior, “Bahía de Pasajes”, “Calle de Oyarzun”, “Renteria”

En 1931 fallecía en Barcelona, después de una vida íntegramente dedicada, con pasión, al mundo de la pintura en sus diversas técnicas, alabado en su momento, consecuente con una busqueda personal del arte, alejado conscientemente de las nuevas vanguardias, entregó su vida después de haber realizado lo que ansiaba, transmitir su espíritu, su manera de ver y entender la realidad al público que contemplase y contemple sus cuadros.

AGUSTÍN PÉREZ SORIANO (1846-1907). COMPOSITOR.

Agustín Pérez Soriano nace en Valtierra el 28 de agosto de 1846. Hijo de un músico distinguido, su padre fue su primer maestro, ingresando luego en el Seminario de Pamplona para seguir los estudios eclesiásticos, que no terminó.

Después de perfeccionar sus conocimientos musicales en el Conservatorio de Madrid, se estableció en Zaragoza, donde contribuyó eficazmente a fomentar la afición a la música, fundando varias sociedades para el cultivo y enseñanza del divino arte.

Se ha dedicado también al folclore, habiendo escrito artículos, conferencias, etc. Es autor de una Jota Aragonesa y de una Rondalla, por no citar otras de sus composiciones, que tiene todo el sabor y toda la frescura de la musa popular. Compuso las zarzuelas Atila (1895), Pepito Melaza (1896), Los Bárbaros (1897), Al compás de la jota (1897). Destacó El guitarrico, estrenada el 12 de octubre de 1900, y representada en todos los teatros de zarzuela de España y de América Latina.

La parte más conocida de esta zarzuela es la Jota de Perico, obra que ha sido interpretada por varios conocidos tenores españoles, Kraus, Domingo, Carreras, así como por la Banda Municipal de Valtierra y la Coral “Virgen de Nieva” de esta localidad.