Historia

Hay datos documentados y registros arqueológicos de que los primeros

Torraza

Torraza

asentamientos humanos en la zona datan del Paleolítico inferior (siglos del IX al IIa.C.). Pero todavía es un misterio quienes fueron sus primeros pobladores; Celtas, Iberos o Vascones. Las excavaciones en la necrópolis de la Torraza sacaron a la luz restos que pertenecen a la primera mitad de la Edad de Hierro. También han aparecido restos romanos en lugares cercanos y es que la zona tuvo una temprana romanización. Las piedras de la Torraza también parecen ser parte de un monumento funerario romano. En los alrededores de la Torraza se han encontrado villas romanas, mosaicos, vasijas, monedas que dan fe de su asentamiento.

La presencia árabe fue la más importante y dilatada en el tiempo. Valtierra fue parte del imperio de Muza Ben Muza que llegó a ser conocido como el tercer Rey de España y Rey del Ebro. Dominaba sus riberas en Navarra y Aragón. Durante los siglos del VIII al XII el reino musulmán estaba en su pleno apogeo y nuestra tierra era de un gran imperio de esplendor cultural.

Valtierra termina de ser reconquistada por Alfonso el Batallador en el año 1110 (siglo XII) el cual, otorgó a la villa el Fuero de Sobrarbe y el título de “Muy noble y Muy leal”. En Valtierra hubo una importante comunidad árabe, incluso llegaron a construir una Mezquita, que se destruyó para construir la Iglesia tras la expulsión a finales del siglo XV.

Posteriormente, Carlos II otorgó a Valtierra la categoría de “Buena Villa” mediante una cédula real fechada el 12 de abril de 1367, por sus méritos, con todos los derechos, privilegios y franquezas que a tal título correspondían.

Juan II “el Usurpador” cedió en 1456, la Villa como señorío a los Peraltas por su fidelidad en la Guerra, perdiendo así los derechos adquiridos en 1367. Tras interminables pleitos y años de vasallaje, Carlos I recuperó los derechos adquiridos por la Villa y devolvió la libertad al pueblo.

La paz no habría de durar mucho y fueron muchas más las batallas que tuvieron como escenario a Valtierra; la convención, las guerras carlistas y otras más cercanas en el tiempo y por ello más dolorosas.

Y aunque el tiempo ha pasado, llegando hasta nuestros días; con esfuerzo, tesón y trabajo duro, los Valtierranos siguen escribiendo su historia, su presente y su futuro.
Fachada del palacio       Ayuntamiento        Palacio